Dios, los milagros y la moldavita

La historia de la Moldavita está revestida de misterio. Por miles de años, la Moldavita ha sido considerada sagrada por los seres humanos. En el neolítico, los habitantes de la Europa del Este, usaban la Moldavita, al menos hace 25.000 años, como amuleto , son extremadamente escasas , se cree que no puedes buscar una moldavita ella es quien te elige y solo sigue a los puros de corazón y almas buenas que hacen el bien.

Se ha considerado una piedra mística y sagrada, poseedora de poderes mágicos y de transformación de la conciencia, utilizada por sacerdotes y sanadores.

Existen muchas leyendas sobre las propiedades de la Moldavita y sus usos. En las primeras civilizaciones y los Atlantes, se dice que el Santo Grial estaba tallado con esta piedra y esmeraldas engarzadas , se decía que contenía una moldavita que cayó del cielo.

Se rumora que Mahoma trajo 3 piezas y las colocó en la Meca.

El Rey Salomón poseía algunas en su corona.

También se dice que estaba presente en la Espada Excálibur.

Esta piedra se conoce desde tiempos muy antiguos. En Egipto ha sido encontrada en las tumbas de los Faraones y en las Grandes Pirámides.

Las conexiones entre los egipcios y las constelaciones de Orión y Sirio son muy conocidas. Esta piedra está relacionada con la energía del fuego por que caen del cielo y no son de este planeta.

Esta gema también fue conocida como la Piedra de Ra.

En el Tíbet se veneraba esta piedra colocándola sobre la cabeza. Se le atribuyó un origen celestial, creyendo que procedía de la constelación de Orión.

El nombre en sánscrito de esta piedra es: “Agni mani” que significa “piedra de fuego”. Su uso en Europa data desde la prehistoria, dentro del Período Paleolítico Superior (Hombre del Cro-Magnon), ya que se han encontrado algunos amuletos de estas piedras en la estatua de Venus de Willendorf (Austria), creada hace 29,000 años.

La Moldavita ha sido utilizada en joyas y coronas de la realeza de países europeos por cientos de años. En los antiguos escritos de distintas civilizaciones donde se menciona la como una gema mágica y poderosa, se cree que se referían a la Moldavita.

Como un fenómeno relativamente nuevo para la comunidad científica, esta extraña piedra al caer en la tierra estaba cubierta de fuego al contacto con la atmósfera pero es obscura y al contacto con la luz se torna verde traslúcida rugosa.

Fue mencionada por primera vez en literaturas científicas en 1787 por Josef Mayer de la Universidad Charles en Praga, mientras que el nombre alemán Moldavit fue usado por primera vez por el Dr. Franz Xaver Maximilian Lippe en 1836.